Generalmente en la industria minorista, el mercadeo visual contribuye a caracterizar nuestra marca y a la identidad de personalidad asociada con ella. Para atraer a cualquier cliente potencial, el diseño y la estética de nuestra tienda deben reflejar la máquina virtual como parte de su estrategia de marca minorista. Esto incluye particularmente la comunicación de nuestra marca y la presencia en el entorno, dentro de la tienda con los signos e imágenes que le mostramos.

Estos elementos visuales juegan un papel fundamental en la construcción de una marca minorista y, como resultado, nos ayudan a diferenciar nuestra marca fácilmente de la competencia, crear lealtad hacia nuestra marca y nos permite colocar etiquetas de precios premium en los productos que mostramos. Una parte crucial de la estrategia de marca se utiliza en el mercadeo visual para investigar en el mercado objetivo a quien nos dirigimos y nos ayuda a averiguar cuáles son las necesidades, valores y auto-imágenes de nuestros clientes. Esta importante información nos permitirá atender el diseño de una tienda y sus tácticas publicitarias para que coincidan con nuestros consumidores.

¿Qué es el mercadeo visual?

El visual es la presentación de una tienda y su mercancía, de forma tal que capten la atención de los clientes y los motiven a comprar. Comprende diseño, planificación y definición de lineamientos guía para una mejor exhibición de los productos en el punto de venta. Se vuelve una estrategia de mercadeo al atraer y motivar al cliente, generando la venta a través de:

  • La gestión estratégica del piso de ventas
  • Creación de un ambiente propicio y experiencia de compra
  • El surtido de productos
  • La rotación de mercancía
  • El aumento de rentabilidad del punto de venta

La imagen de nuestra tienda es la identidad de la empresa en la mente de los compradores. Abarca no solo las marcas y tipos de mercancía, sino también el entorno, la reputación y el servicio que proporcionemos, en este contexto, el mercadeo visual se mantiene dinámico y adaptable.

La experiencia y la experimentación

La tecnología ha redefinido las normas tradicionales del mercadeo visual e incluye la realización de cambios en el alcance de los lanzamientos, envases y presentaciones reales de productos. Sin duda ha roto la monotonía de las estrategias de ventas minoristas de antigua usanza y le ha añadido un elemento sorpresa de originalidad.

Hoy en día, tenemos innumerables tipos de tecnologías (como la realidad aumentada y virtual) que han entrado en la imagen de marketing-tecnología, ferias globales, conferencias, etc. Acercándonos directamente a la mente de un posible comprador que por lo general acude al mercado para obtener un vistazo de lo que está en tendencia y que no.

El merchandising visual siempre prevalecerá.

Todas estas tecnologías y tendencias antes mencionadas están aquí para quedarse y se dispararán aún más con el tiempo y con cada vez más marcas experimentando extensamente en este nicho. El alcance de la experiencia y la experimentación en el dominio minorista es lo que tiene un impacto en el comportamiento de un comprador y, por lo tanto, el merchandising visual siempre prevalecerá.

Pongamos las reglas del juego al descubierto: utilizando este impacto para aprovechar la tendencia de impulso y, finalmente, convertir a un cliente potencial en nuestro comprador inminente.

1. La teoría del color importa mucho:

Todos los colores son potentes y pueden opacarse fácilmente o hacerse la un imán para la vista. Podríamos crear una elección errática de colores, pero si los coordinamos bien, la exhibición creará un momento mágico y a su vez, sería un éxito. En el diseño comercial debemos considerar el uso de contrastes, como el blanco y negro junto con colores monocromáticos para crear exhibiciones intrigantes y llamativas.

“El color es un poder que influye directamente en el alma.”

Wassily Kandinsky

Demasiadas veces perdemos de vista el poder del color y su capacidad para atraer a los ojos errantes. Consideremos un sofá marrón sólido o gris, pero con un ‘toque’ de color en las almohadas colocadas en los bordes (para hacer un contraste llamativo). Este es el mismo principio. Sólo recordemos nuestra naturaleza humana, dondequiera que vayan los ojos, ¡los pies seguirán! Así que usemos los colores adecuados para agarrar los ojos de los clientes y dirigirlos a nuestras exhibiciones con eficacia. Puedes profundizar más sobre el color como estrategia de comercialización en esta entrada, o bien, tener pautas para agrupar mercadería por color aquí.

¿Hacia donde va tu ojo en esta imagen?

2. Generemos un punto focal:

¿Alguna vez has reflexionado dónde se centra el ojo de tu espectador en la exhibición de las vidrieras? ¿Habrás notado que sus ojos se mueven hacia un lugar en particular ? ¿O están completamente confundidos acerca de dónde buscar? ¿Qué podemos hacer en tales circunstancias? Crear un punto focal. ¿Por qué? Porque los focos tienen potencial sin explotar para aumentar nuestras ventas.

Examinemos nuestras exhibiciones desde el punto de vista del cliente: la parte superior, el suelo y ambos lados. Por lo general, el punto focal se mantiene demasiado alto (para distinguir) para que el nuevo cliente lo vea! Sin ningún error, comprobemos siempre nuestras exhibiciones para asegurarnos de que los clientes potenciales pueden ver libremente la mercancía y los puntos focales. No olvidemos que nuestro objetivo es apoyar al producto, no solo un elemento visual que usamos para agregar a la historia.

Es decir, si ponemos arena y conchas marinas sobre la mesa como parte de nuestra colección de sandalias, asegurémonos de que las sandalias sean el punto focal y no la arena.

3. Seamos buenos narradores:

¡Contemos una historia! Utilicemos señalización (comunicación) para mostrar las ventajas de comprar un producto en particular. Viñetas que dirán y mostrarán a los clientes por qué necesitan el producto o cómo su vida será más fácil mediante el uso del producto.

Recordemos siempre, que no es escribir una carta, sino más bien un titular que consiste en puntos de bala poderosos y concebiblemente una propuesta de precio para sus clientes. Al contar una narrativa o una historia, en realidad ayudamos al cliente a entender mejor el producto y empujar la decisión de compra.

4. Utilicemos los espacios vacíos:

Podemos usar el espacio vacío para muchas cosas diferentes, como las señales que proporcionarán información sobre las marcas o productos mostrados. Aquí, mostremos ingenio: podríamos mostrar testimonios del cliente con la imagen y el nombre del cliente en él. Recordemos siempre que el mercadeo visual es multimodal y podemos elegir entre miles de ideas al diseñar señalizaciones y exhibiciones. La clave es úsalos solemnemente para hacer que la experiencia de nuestra tienda sea lo más memorable posible.

Uskera te ayuda a establecer el tono de la mejor experiencia de compra para tus clientes, puedes ver mis servicios o descargar recursos, y claro, no olvides comentar y compartir en las redes sociales a quien creas que le es útil este tipo de contenido, así CONSTRUYAMOS TU ESPACIO COMERCIAL JUNTOS.

¡Gracias por leer!😉

Escrito por

Menjivar Villalta

Apacionada del diseño, del modelado 3D y los entornos virtuales, arquitecta. Latina de nacimiento y enamorada de Asia. Mi último libro es Retail design - Mini guía completa. Mi blog personal es Uskera donde ofrezco mis visiones acerca del diseño de espacios comerciales- Sígueme en Pinterest, FB y Twitter.