En la comercialización visual, el diseño se trata de la manera en que organizamos los productos para crear un ambiente de compras que sea agradable a la vista. Un espacio con un buen diseño puede hacer que vendas más, a un precio más elevado y más a menudo tus productos y servicios si los presentas de manera que llamen la atención del consumidor, la clave, es tener claro qué queremos transmitir.

La unidad es uno de los principios u objetivos del diseño.  Los otros son armonía, repetición, equilibrio, ritmo (movimiento), contraste y énfasis.  Para la comercialización, también utilizamos sorpresa.  Para lograr los objetivos de diseño, utilizamos herramientas o elementos de diseño: color, textura, proporción, tamaño, forma, dirección, línea, secuencia, tensión. 

La presencia o ausencia de cada uno de estos principios y elementos, pueden provocar cambios en la percepción, y su combinación dependerá, en gran medida, de nuestra habilidad e intención en el diseño. ¿Qué queremos transmitir? Sea lo que sea, se podrá hacer combinándolos adecuadamente.

El uso de un elemento de diseño como el tamaño (un accesorio de grande) puede alterar el tamaño aparente de un producto en exhibición y hacer que parezca pequeño en contraste.  El cambio en las proporciones de los elementos en la composición establecerá el énfasis de la presentación.  Sin embargo, si todos los elementos utilizados en el diseño de la exhibición se unen para crear un todo armonioso, entonces se ha cumplido el principio de unidad.

Por ejemplo, si usamos unas tijeras de 2m de largo y unos carretes de hilo de 20cm de diámetro como accesorios para un escaparate con maniquíes vestidos con un estilo determinado.  La disparidad de tamaño entre los accesorios y el producto puede ser un poco sorprendente para los transeúntes (el principio de sorpresa), pero todo el tema del corte recto en las prendas es el principio unificador que lo une para enviar un mensaje congruente a los compradores de escaparates. 

¿Cómo convertimos los elementos y principios del diseño en estrategias comerciales?

En un diseño de tienda sí utilizamos de manera efectiva principios y elementos básicos extraídos del mundo del arte: color, equilibrio, ritmo, énfasis y proporción, para crear un lugar acogedor donde los compradores puedan comprar – perseguir bienes y servicios- Creamos un entorno de tienda que nos invita a ingresar y alienta a quedarnos y navegar: una atmósfera, una herramienta estratégica que, utilizada de manera efectiva, le da a la operación minorista personalidad e imagen de marca.

  • Identifiquemos los elementos y principios de diseño utilizados para crear un ambiente de tienda acogedor. 
  • Creemos composiciones armoniosas para paredes efectivas y presentaciones futuras.
  • Describamos los elementos atmosféricos y las estrategias de diseño que mejoran el ambiente de la tienda y fortalecerán la imagen de marca o imagen de tienda

Elementos básicos del diseño para crear composiciones

Comencemos detallando los elementos básicos del diseño y las percepciones que pueden provocar en una composición.

El punto. Es la unidad mínima de comunicación visual, el elemento gráfico fundamental y por tanto el más importante, puede intensificar su valor por medio del color, el tamaño y la posición en el espacio. Tiene un gran poder de atracción cuando se encuentra solo, por lo que se puede percibir como acento, eje o concentrador de tensión.

Línea & Dirección

Línea. Es una serie infinita de puntos, es considerada como el trazo que deja el punto al moverse, o bien, como la unión de dos o más puntos. Genera dinamismo y define una dirección, posee longitud, pero no anchura.

Dirección. Todas las líneas tienen una dirección y según cual sea, puede provocar diferentes percepciones. Por ejemplo: una línea vertical da sensación de altura, una horizontal de estabilidad, una en diagonal, crecimiento (si va de menos a más, de izquierda a derecha) o declive (si va de más a menos, de izquierda a derecha).

Forma & Tamaño

Forma. Línea + dirección = forma. Las formas están compuestas por líneas, cerradas o abiertas, pueden ser líneas explícitas, o bien utilizando otros principios como el contraste, o elementos como el color, que también crean formas.

Tamaño. Un mismo elemento repetido en dos tamaños diferentes pueden provocar sensaciones diferentes: tamaño (propiamente dicho), distancia o jerarquía.

Color & Textura

Color. Compuesto por sus valores de color, saturación y brillo; nos ayuda a contrastar elementos y transmitir emociones.

Textura. Un derivado del color. La textura añade ese toque extra de realidad, ya que en la naturaleza no solemos encontrar objetos con colores planos, la textura nos aporta una información extra de la superficie del objeto.

Una vez que conocemos los elementos básicos que todo diseño contiene, podemos armar una composición basándonos en los principios el diseño.

Principios básicos del diseño para crear composiciones

Los principios del diseño son pautas para reunir elementos de una manera en específico y así crear una comunicación efectiva. La forma en que se aplican estos principios afecta el contenido expresivo y el mensaje al consumidor. La unión de estos principios hace que un diseño funcione a la perfección como una unidad armoniosa y completa.

Unidad: Es un principio del diseño en el que se le da una proporción adecuada a los diferentes elementos en una totalidad que es perceptible visualmente, así creando una atmosfera dentro de la tienda o espacio comercial.

Armonía: La armonía implica el ordenamiento y afinidad de los elementos que conforman la composición, para lograr armonía en la presentación conjunta de la tienda armonizamos la mercadería con los colores, la decoración, la iluminación.

Balance: El balance es similar al equilibrio o compensación entre dos elementos. Por ejemplo: poner un elemento a la izquierda y compensarlo con un elemento más grande o más pequeño a la derecha. Creando una relación de peso óptico entre ambos, bien para compensar o bien, descompensar la composición.

Ritmo: En el mercadeo visual el ritmo es una sensación de movimiento visual de un elemento a otro en una sola presentación o en un departamento completo.  Este movimiento puede venir como resultado de los efectos de líneas, formas o colores, así como de diferentes alturas, líneas y formas utilizadas en el diseño general de la pantalla.  El ritmo depende del ojo del espectador siguiendo los patrones establecidos por la composición del diseño.

Contraste: El contraste nos ayudará a diferenciar dos elementos, o bien a separar un elemento del fondo. La falta de contraste puede provocar que no se diferencien suficientemente todos o algunos de los elementos de la composición. El contraste se refiere al color, a la forma o la dirección. Ejemplo: un conjunto de cuadrados e insertamos un círculo.

Énfasis: se presenta en último lugar por que cualquiera de los principios de arte y diseño discutidos hasta ahora pueden ser manipulados para enfatizar artículos específicos o marcar atención en ciertas áreas de la tienda.

Sorpresa

Un principio de la comercialización visual que busca causar una emoción por algo imprevisto o inesperado que atraiga al cliente

Si analizamos nuestro propio proceso perceptivo fijándonos ejemplos, acabaremos interiorizando los principios y elementos del diseño y formándonos una mirada más crítica. Conocer cómo el cerebro procesa las imágenes también nos permite organizar los diseños, composiciones y exhibiciones para que sean más armónicos y atractivos al cliente.

¡Gracias por leer!

¿Has implementado los principios de diseño en tu tienda o en tus exposiciones de producto? ¿Cómo te ha funcionado?

No olvides comentar 😉

Escrito por

Menjivar Villalta

Apacionada del diseño, del modelado 3D y los entornos virtuales, arquitecta. Latina de nacimiento y enamorada de Asia. Mi último libro es Retail design - Mini guía completa. Mi blog personal es Uskera donde ofrezco mis visiones acerca del diseño de espacios comerciales- Sígueme en Pinterest, FB y Twitter.